jueves, 10 de diciembre de 2009

UNA ORACION...

Diosito Querido:

Ese año te llevaste a mi cantante favorito MICHAEL JACKSON,
a mi actor preferido PATRICK SWAYZE,
a mi actriz preferida FARRAH FAWCETT.
a mi cantante criollo favorito, ARTURO EL ZAMBO CAVERO,
Te quiero recordar, que mi político preferido es ALAN GARCIA.

YO


2 comentarios:

Tu Blog Punto Com dijo...

Hola!!!Espero no molestarte, te dejo este mensaje porque quería contarte rápidamente acerca de una propuesta que creo te puede interesar.
La idea es ofrecerte que tu blog tenga dirección de página web, no más .blogspot ni fotolog ni nada, sino el nombre que vos quieras.com.ar. Además de esto, te ofrecemos 5 direcciones de Email que sean @elnombredetupágina. Todo esto te lo ofrecemos sólo por $50 y lo bueno es que lo abonarías por única vez y contarías ya con todo el servicio al abonarlo, te repito, es por única vez y sin compromiso, te pido que si te interesa la propuesta me escribas a info@tublogpuntocom.com.ar así yo puedo comunicarme con vos y contarte más a fondo como es todo. De cualquier manera para informarte un poco más podes ingresar en www.tublogpuntocom.com.ar.
Te agradezco y disculpame por quitarte un poco de tiempo..
El equipo de TublogPuntoCom

Gustavo Petro dijo...

La crisis se vio agravada por la corrupción generalizada practicada por todas las instancias del gobierno, que llevó a niveles muy altos y que dejó exangüe a la caja fiscal (las reservas monetarias en 1990 se habían reducido a $8 millones) y llevó al colapso de los servicios públicos (cuya expresión más evidente fueron los continuos cortes del servicio eléctrico). Si bien García fue acusado de múltiples y graves cargos de corrupción durante su gobierno y el siguiente (vinculados a narcotráfico, sobornos, malversación de fondos, lavado de dinero e involucramiento en negocios turbios) las denuncias no consiguieron prosperar debido al control y peso político que el Partido Aprísta poseía en el Congreso, siendo finalmente la mayoría archivadas sin llegar a veredicto alguno condenándolo o absolviéndolo.